¡Atentos winelovers!

Hoy queremos hablaros de un proyecto con el que reflexionar sobre uno de los puntos de nuestro ‘Manifiesto del vino Wine is Social‘: EL VINO ES CULTURA UNIVERSAL Y DIVERSA.  

Nos hace especial ilusión descubrir y apoyar proyectos que defienden vinos de calidad en zonas poco conocidas y que apuestan por defender el patrimonio vitivinícola histórico de su región. Este es el caso de Dominio del Urogallo, un extraordinario proyecto que está ayudando a prestigiar los vinos de Asturias, en concreto, de la zona de Cangas del Narcea. 

Hay romance y valor en el empeño de aquellos agricultores que eligen la vía difícil en pro de la permanencia y revalorización del bagaje vitivinícola que nos acompaña. Adentrémonos un poco más en su historia… 

Cangas, una zona de larga tradición vinícola

Asturias es conocida por ser tierra de sidras, pero hay algunas zonas en donde sus habitantes no renuncian a ser igualmente (o más) reconocidos por sus vinos. Existen referencias escritas que datan del año 800 en las que ya hablaban de la viticultura asturiana. Su verdadera expansión llega con los monjes benedictinos y la fundación del Monasterio de Corias. Se dice que llegó a haber 3.000 Ha de viñedos en las riberas del río Narcea, donde actualmente se cultivan alrededor de 100 Ha.

Un clima y un suelo singulares

Cangas tiene un clima muy particular, continental pero con una gran influencia de la corriente de aire fresca del mar Cantábrico que llega constantemente a través del valle. Los inviernos son largos y fríos, contrastando con los veranos cortos y calurosos. Su clima destaca también por una pluviometría elevada, con unos 700 mm de lluvia anuales. Este clima se acompaña de suelos singulares de pizarra, antracita y cuarzo, que dan un carácter (hay quien la llama mineralidad) muy especial a sus vinos.

Recuperando variedades autóctonas de gran interés

Las especiales condiciones orográficas y climáticas de Asturias y Cangas han dado lugar a la proliferación de variedades de uva autóctonas de gran interés y que, gracias a proyectos como Dominio del Urogallo, se están preservando y dando a conocer a los amantes del vino, de la gastronomía y de Asturias. Se trata de las variedades tintas Mencía, Carrasquín, Albarín Tinta y Verdejo Negro (dicen que emparentada directamente con la variedad Trousseau del Jura). En los vinos blancos destacan la Albarín Blanco y la Albillo.

Dominio del Urogallo: viticultura de montaña de mínima intervención

Probablemente muchos de l@s amantes del vino conocerán ya la llamada “viticultura heroica” de zonas de orografía y pendientes imposibles como la Ribeira Sacra o el Priorat, pero desconocerán en su mayoría que en las laderas del río Narcea, Asturias, hay viñedos de montaña en los que se cultiva la uva en condiciones todavía más complicadas y dantescas. La mayoría de los viñedos tienen pendientes muy pronunciadas, con la añadida complicación de la casi total ausencia de terrazas que hacen más difícil su cuidado y vendimia. Os animamos a que programéis un viaje a la zona y os dejéis llenar por este paisaje de montaña sobrecogedor y mágico.

Dominio del Urogallo apuesta por la mínima intervención en su cultivo y elaboraciones, con prácticas biodinámicas que buscan siempre la solución más respetuosa y/o natural posible. Por ejemplo, para conseguir aumentar el efecto de la insolación espolvorean los viñedos con cuarzo machacado proveniente de los mismos suelos. Sus vinos se elaboran sin sulfitos añadidos, buscando resultados muy precisos y agradables.

El Urogallo, que da nombre a la bodega, es una raza de ave autóctona de Asturias y la cornisa Cantábrica, también encontrada en Los Alpes y el Jura. El proyecto fue bautizado con este nombre para recalcar la procedencia del mismo y la reivindicación de lo autóctono y lo auténtico.

Los vinos: Frescura y autenticidad

Los sumilleres de Wine is Social han destacado la calidad y singularidad de los vinos de Dominio del Urogallo. En palabras de Manu Jiménez, “encontramos frescura y la autenticidad de las variedades asturianas, con una gran sensibilidad en la interpretación de su singular terroir”. El frescor es probablemente el elemento que más destaca en sus vinos, algo cada vez es más valorado para maridar con la tendencia de abundantes matices en gastronomía. 

Las protagonistas de los vinos son sus variedades, vinos elaborados con coupages de las variedades autóctonas de la región, que son reflejadas en toda su capacidad aromática en sus dos gamas: Fanfarria y Pésico. ¿Aún no conoces los vinos? Pruébalos AQUÍ.

Una nueva etapa liderada por Francisco Asencio

Francisco Asencio, propietario junto a su hermano de Bodegas Alonso, es socio de Dominio del Urogallo desde 2010, quedándose al frente del proyecto en solitario en 2018 con mucho empeño en seguir aprendiendo y ofrecer lo mejor que pueden dar los viñedos de Cangas del Narcea. Su propósito es claro: revalorizar la región y defender su patrimonio vitivinícola, expresar la autenticidad de la tierra y poner nombre a variedades autóctonas ya casi olvidadas. Francisco hace equipo con el viticultor Augusto, que conoce de manera excelente los viñedos de la zona, y con el asesor enológico Oriol Illa, uno de los referentes en viticultura biodinámica de nuestro país.

Dominio del Urogallo cuenta con las mejores instalaciones para la elaboración de vino en Asturias. Si las visitáis Fran os explicará, además de las elaboraciones más tradicionales, los “experimentos” en los que están trabajando, explorando elaboraciones nuevas con las variedades autóctonas (elaboraciones en cemento, tinajas, cupajes nuevos, vinos tintos criados con velo de flor, …). Estamos convencidos de que en el futuro de los vinos de Cangas tendrán a esta bodega a su máximo exponente y defensor.

Hasta aquí nuestro defensor de “EL VINO ES CULTURA UNIVERSAL Y DIVERSA” en tierras asturianas. Os invitamos a probar sus vinos, investigar un poco más acerca de la región y a seguir descubriendo juntos.

¡Hasta la próxima winelovers!



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *