Soplan vientos de cambio en el panorama vinícola español. Algo se cuece en La Rioja, el Bierzo, Campo de Borja, y otras regiones que estarán pensando en su propia reordenación del terroir.

Cada vez más hay una ansia paulatina y bien argumentada de hablar de zonas desde el punto de vista de la calidad y no del origen. Mucho ha llovido desde el Manifiesto Matador, reunión de muchos de los pesos pesados del mundo del vino, personajes de la talla de Pedro Ballesteros, Tim Atkin, Daniel Landi, Abel Mendoza, Raúl Pérez, Telmo Rodríguez, Peter Sisseck y muchísimos más… (puedes consultar el listado completo aquí). En ese Manifiesto, firmado en noviembre del 2015, se sentaban las bases para un común acuerdo en calificaciones de viñedos, en las que la importancia se le da al terroir en concreto y no la zona en extenso, como sucede ahora en las actuales Denominaciones de Origen. Desde aquel momento, han habido muchos movimientos en esta dirección, todos muy importantes, unos con más éxito y otros, por el momento, menos. Vamos a repasarlos.

Nuevas clasificaciones en La Rioja

A mediados del 2017 la DO La Rioja inauguró una nueva clasificación, con 3 nuevas diferenciaciones: Viñedo singular, vino de pueblo y vino de zona. Esta fue la respuesta de la DO a voces cada vez más fuertes en el sector que reclamaban cambios. Esta clasificación, pero, no contentó a prácticamente nadie, especialmente a Luis Gutiérrez, delegado de Robert Parker en España ni Tim Atkins, el Master of Wine británico que cada año publica su personal (y controvertida) clasificación de las bodegas de Rioja, por supuesto, no en la línea de la DO y sí en la línea de darle protagonismo al terroir.

Las 3 nuevas clasificaciones propuestas por la DO son, con un poco más de detalle, estas:

Viñedo Singular

Esta es la categoría para los vinos de más calidad, la distintiva que tanto se venía reclamando en la DOCa La Rioja. Se aplica solo para viñedos mayores de 35 años que sean propiedad de las bodegas (o arrendados de forma permanente), vendimiados de forma manual y que sean criados y elaborados separadamente. Las botellas tienen numeración y precinto acorde con la clasificación.

Vino de Pueblo o Municipio

Los vinos con esta categoría deben ser elaborados con el 85% de las uvas mínimo de la localidad de referencia (o los municipios colindantes) y la bodega debe estar ubicada en el municipio. Se calcula que esta nueva clasificación puede aplicarse a 142 municipios en La Rioja.

 Vino de Zona

En esta clasificación las “antiguas” subzonas pasan a llamarse zonas. Estas subzonas eran: La Rioja Alta, La Rioja Oriental (antes Baja) y La Rioja Alavesa.

La Rioja

Estas nuevas clasificaciones obtuvieron respuestas y descontentos, os resumimos algunas de las más notorias.

Qué dice Luis Gutiérrez de estas nuevas clasificaciones en La Rioja

El pasado 1 de Marzo Luis Gutiérrez en su artículo para The Wine Advocate sobre las nuevas puntuaciones de Robert Parker en La Rioja, comentó larga y extensamente estas nuevas clasificaciones. En el artículo, reconoce que el cambio y el esfuerzo ha sido bueno, pero…resume los puntos en los que no está de acuerdo:

  • Un vino de pueblo no tiene que ser embotellado necesariamente en la misma aldea
  • No se focaliza en la clasificación del suelo ni se recogen sus características
  • No se tiene en cuenta la calidad de los distintos terroirs, tal y como se hace en Burdeos o Borgoña
  • La categoría Viñedo Singular no es sinónimo de calidad y personalidad
  • Estas nuevas clasificaciones son fruto de los “grupos de presión” (cooperativas y grandes productores), que fuerzan que el embotellado deba ser en la misma aldea
  • Que un vino provenga de un lugar específico no le otorga per se calidad
  • Si vinos mediocres pueden optar a la categoría Viñedo Singular perderá credibilidad, como ha pasado con los “Vinos de pago”

Aunque en líneas generales se muestra satisfecho con los “Vientos de cambio” que soplan en La Rioja, cree que hay mucho por hacer todavía y, para muestra un botón, cita la respuesta del CEO del Consejo Regulador de La Rioja, José Luis Lapuente a sus comentarios: “Lo hemos definido así y el mercado nos dirá si está mal”…

 Qué dice Tim Atkins de las nuevas clasificaciones en La Rioja

Pese a haber seguido los cambios en la legislación y decir literalmente que “Satisfacer los muy diferentes intereses de los productores, las cooperativas y las pequeñas y grandes bodegas es como intentar mantener unidas las facciones del Partido Conservador británico”. En su Rioja Special Report 2018 él hace su propia clasificación de los vinos de La Rioja, mucho más al estilo de la Borgoña, destacando el terroir sobre el productor. En esta clasificación, divide a las bodegas riojanas en 5 categorías, equivalentes a los Grand Cru y elogia a las casas históricas y los elaboradores más prestigiosos. Anima al Consejo Regulador a ser más valiente en las clasificaciones y diferenciaciones aunque admite que el paso, aunque pequeño, es una buena noticia para los consumidores, ya que  ya que harán más fácil probar distintos tipos de vino y entender quién, cómo y porqué se hacen.

Más opiniones sobre las nuevas clasificaciones en La Rioja

Grandes bodegas y elaboradores de La Rioja como Telmo Rodríguez, Finca Allende, Sierra Cantabria, López Heredia, Muga o La Rioja Alta no han solicitado ni solicitarán la inclusión en ninguna de estas categorías. Álvaro Palacios, uno de los bodegueros más reconocidos e internacionales del país opina que “Es un gran paso pero esperaré a que todo esté un poco más definido” y otra afirmación que resume su punto de vista, menos amable es: “Si seguimos escondiendo parte de la información, la credibilidad se pierde”.

 Nuevas clasificaciones en El Bierzo “La nueva Borgoña”

Durante más de 3 años el Consejo Regulador tuvo a una comisión de expertos trabajando en una nueva reorganización del viñedo. Esta comisión, con Ricardo Palacios al frente de la parte técnica, ha apostado por una zonificación totalmente al estilo borgoñón. Las nuevas etiquetas de los vinos de la DO Bierzo informarán, desde la añada 2017, de si se trata de un Vino de Villa (municipio o pedanía), Vino de Paraje, Vino de Viña Clasificada o Gran Vino de Viña Clasificada.

El Bierzo

Estas son las 5 nuevas clasificaciones con un poco más de detalle:

Vino de la Región

Corresponde a la actual categoría grande DO Bierzo.

Vino de Villa

 El 100% de las uvas debe proceder del municipio o pedanía nombrados. También indica que el rendimiento de la uva debe ser un 20% menor al actual máximo fijado por la DO. Corresponde a la categoría “Regional” en la Borgoña.

Vino de Paraje

 La totalidad de las uvas deben proceder del mismo paraje y el rendimiento debe ser un 25% inferior al máximo actual fijado por la DO Bierzo. Esta categoría correspondería al ‘lieu-dit’ en la Borgoña.

Vino de Viña Clasificada

 El 100% de las uvas deben proceder de la misma parcela o las colindante del mismo paraje y haber sido tipificados como vinos de viña mínimo durante 5 años y tener un índice de calidad que otorga el Comité de Expertos del Consejo Regulador. En esta categoría, el rendimiento de la uva debe ser un 30% menor al establecido por la DO. Corresponde al “Premier Cru” en la Borgoña

Gran Vino de Viña Clasificada

El 100% de las uvas deben proceder de la misma parcela o colindantes del mismo paraje y su calidad reconocida durante 10 años por el Comité de expertos. El rendimiento debe ser un 35% inferior al máximo fijado por la DO Bierzo. Corresponde al “Grand Cru” de la Borgoña.

Estas nuevas zonificaciones fueron acogidas con alegría en el sector ya que representarán un encarecimiento del precio de la uva, favoreciendo la labor de los viticultores, premiando su trabajo y repercutirá muy positivamente en la calidad final del producto.

Otras nuevas clasificaciones

 Fernando Mora, reciente Master of Wine, ensayó, en su tesis escrita para superar el prestigioso examen, una nueva reordenación del viñedo en Campo de Borja. Apasionado de su tierra, ensayó una reordenación del territorio en Campo de Borja basada en 3 niveles (3V): Vino, Vino de viñas clasificadas y Vino de Viñas Viejas Clasificadas. A grosso modo, propone parte de la actual clasificación pero introduce novedades como otras pequeñas áreas dentro de la propia DO, la relación entre el vino y la viña y la antigüedad del viñedo. Su objetivo con esta nueva zonificación no es otro que “aumentar la rentabilidad para los productores mediante el aumento del prestigio de sus vinos” tal y como explica en su tesis.
En el Priorat desde 2009 se aceptó la inclusión de la categoría Vi de Vila (Vino de Municipio), basada en los 12 diferenciados municipios elaboradores y desde ese momento se está discutiendo introducir nuevas categorías, que podrían ser: Vino Regional, Vi de Paratge (Vino de Paraje), Vi de Vinya Classificada (Vino de Viña Clasificada) y Gran Vi de Vinya Classificada (Gran Vino de Viña clasificada). El Consejo Regulador del Priorat, pionero en adoptar la nueva clasificación (en consonancia con el estilo borgoñón), sigue apostando por estas nuevas denominaciones y en su día optó ya por adoptar el distintivo de excelencia Vi de Finca, distintivo del que solo pueden presumir dos vinos en la actualidad, Clos Mogador y Mas de la Rosa (Bodegas Vall Llach).
Y esto es todo, amigos. Como veis, la polémica sigue servida y el movimiento de reordenación sigue de candente actualidad…Y vosotros, ¿Qué opináis? ¿Necesitamos nuevas clasificaciones?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *