Más allá de Montsant y Priorat hay vida. Vinícola vida. Y mucha. Pasadas las célebres montañas, allá donde el río Ebro se ensancha y se desliza, cargado de historias y batallas, nace la Terra Alta. Tierra milenaria de Garnacha, conocida por ser el célebre «Imperio de la Garnacha» aunque a muchos de los que la cuidan y cultivan esta frase se les queda corta,  por el inmenso potencial de la Terra Alta. Sea como fuere, las cifras hablan y más de un tercio de la Garnacha Blanca que se cultiva en el mundo está aquí, en la Terra Alta. Tanto es así que en 2018 fue la capital mundial de la Garnacha, en el célebre «Grenaches du Monde» y sus gentes vieron como grandes expertos globales admiraban la irrepetible idiosincrasia de su uva blanca. Entre paisajes de pintura mediterránea, con extensos campos de olivos y almendros surcando el horizonte que le han valido el apodo de la «Toscana catalana». No nos extraña nada. Gente amable, vida tranquila, verdes líneas pinceladas y una gastronomía local de lo más variada hacen de la Terra Alta una parada obligatoria para los amantes del vino. Sus años de estar fuera del centro de las miradas ya pasaron y se encuentra en pleno resurgir, acogiendo proyectos más que interesantes, tanto históricos y propios como nuevos y foráneos, y entre ellos encontramos uno que nos emociona, y no poco. Hoy queremos hablaros de Bernaví.

Pasada la zona de los barrancos que separa Gandesa de Villalba y un puñado de kilómetros más allá de esta, entre suaves colinas, Marco Bernava, Ruth Fullat y Gino Bernava, hermano del primero, encontraron el lugar que daría forma a sus sueños, Bernaví. Bernaví es para nosotros uno de los proyectos más interesantes del momento. Su pasión y autenticidad, junto a un conocimiento profundo del vino les llevaron hasta donde están. Con muchísimas ganas de charlar con ellos, fuimos a su encuentro para conocerles en directo y hacerles unas cuantas preguntas. Aquí os lo contamos todo…

¿Cómo nace Bernaví?

Terra Alta Bernavi

Marco y Ruth se conocieron 25 años ha en tierras catalanas. Lo que podría haber sido un amor de verano se convirtió en una película romántica que sigue,  instalados en la Terra Alta. Marco Bernava veraneaba en Cambrils cuando conoció a Ruth Fullat quien tiempo después lo dejó todo para irse con él a Italia. Marco, agrónomo y enólogo de alma y profesión, nacido cerca de Milán, asesoró durante años a bodegas en varias zonas de Italia: Friuli, Toscana, Marche, Basilicat… Hasta que llegó el día en que se cansaron de aconsejar a otros cómo hacer vinos y se lanzaron a buscar el suyo propio, su expresión. Y junto a Ruth vinieron a Cataluña, buscando la tierra que les permitiría experimentar y elaborar los vinos que de verdad siempre quisieron hacer. Montsant y Priorat fueron su primera elección, pero una vez allí, explorando el territorio se dieron cuenta de que buscaban otra cosa… Aunque sentían una fascinación especial por la zona, decidieron ir un poco más allá y así «toparon» con la Terra Alta. Quedaron prendados al acto de su tierra y su paisaje y no hubo más que hablar. En 2007 compraron Mas Vernet, una masia al norte de Villalba dels Arcs y empezaron a recuperar la poquísima viña vieja que quedaba. Empezaron de 0 en la parte vinícola, con la convicción plena de que el vino se hace en la viña. Y así nace Bernaví, pequeñísima bodega que elabora vinos llenos de personalidad, calidad y amor, todo a partes iguales.

¿Por qué Terra Alta?

2 italianos perdidos en la Terra Alta bien podría parecer el título de alguna película, pero no. Decidieron ubicarse en la Terra Alta por la potencialidad de su terroir, por las grandes posibilidades que vieron de elaborar productos súper interesantes. Aunque estaban fascinados por el Priorat y Montsant, en la Terra Alta vieron algo más…un paisaje, una vida agrícola muy integrada, la posibilidad de empezar desde 0 y experimentar. Eligieron Terra Alta por sus posiblidades de futuro y parece que no se equivocaron nada de nada…Desde que en 2013 salieron al mercado con su primer vino notan, día a día, como la percepción de la zona va cambiando y se está poniendo en boca de todos y subiendo en popularidad.

¿Qué hay de Italia en Bernaví?

Bernaví es «Bernava fa vi» (Bernava hace vino) y eso es exactamente lo que son, unos hacedores de vino con el concepto de fusión arraigadísimo. Llevaron su bagaje italiano a la Terra Alta y allí se encontraron con una tradición milenaria que respetaron y a la que sumaron su punto de vista y sus años de experiencia vinícola. Han recuperado hectáreas de Morenillo, variedad autóctona casi extinta en la zona y también han introducido la Montepulciano d’Abruzzo, ya que vieron que su desarrollo en este terroir podría ser muy interesante, y así ha sido. Aunque aprecian la potencia y el arraigo de la Garnacha en la zona quieren también llevar su granito de arena y bien que lo hacen damos fe…Os contamos sus vinos, uno tras otro:

Bernaví Garnatxa Blanca

terra alta bernavi garnatxa blanca

Un monovarietal de Garnatxa Blanca es poco sorprendente en la Terra Alta pero este sorprende por lo increíblemente bien que está hecho. Las notas a frutas se funden con la cremosa crianza sobre lías dando un vino que puedes llevar a todas partes y te apetece tomar a todas horas. Pruébalo y verás…¡serás muy fan!

 

Bernaví Morenillo

bernavi morenillo terra alta

La Morenillo era una variedad autóctona de la Terra Alta en vías de extinción. Como tantas otras, se había dejado de lado y arrancado por ser tardía y dar poco volumen pero bodegas como Bernaví la están recuperando. 100% Morenillo es un rosado con alma de blanco finísimo, gastronómico, inusual. Nos quitamos el sombrero y lo ponermos en nuestro top 10 por menos de 10€ particular.

Bernaví Akrònim

terra alta bernavi akronim

 

Si hay un vino que ejemplifica esta fusión italo-catalana de Bernaví a la perfección es este. Una exótica y acertada combinación de la ligereza y finura de la Morenillo de la Terra Alta con la Montepulciano de la costa Adriática italiana. Estructura y acidez en un tinto que sorprende…¡y mucho!

Bernaví Ca’Vernet

bernavi-ca-vernet

Una re-interpretación de la Cabernet en la Terra Alta. Cupaje de Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon, variedades que maduran lentamente en el Mediterráneo, ofreciendo un carácter singular, y Bernaví, enamorados de ella, quieren darle una oportunidad en la Terra alta. Con una crianza de 24 meses en «botti» de 3000 litros de roble francés, en nariz da frutas negras y especiadas. Dulce, equilibrado y persistente, ¡te seducirá!

Bernaví 3D3

Terra Alta Bernaví

Los tintos frescos de la Terra Alta son posibles, este lo demuestra. 3 variedades, 3 parcelas, 3 vinos: una fusión que muestra la complejidad y potencial de su terroir. Reposado sobre lías, repleto de aromas a frutas rojas sobre un fondo especiado y balsámico. Con taninos redondos, es un tinto que se puede tomar en cualquier escenario. ¡Bravo!

Bernaví MMXI

bernavi-mmxi

Un vino que homenajea la primera vendimia de Bernaví y que es irrepetible. Un tinto nacido para guardar, para evolucionar perfectamente. Un vino que ejemplifica su forma de entender la vida. Crianza en foudres, reposo de 18 meses en botella y mucha calma para dar lo mejor de si. Intensamente elegante y equilibrado, quedan ya poquísimas botellas en el mercado…

Bernaví Capitol

capitol

Este vino sin duda es el summum de la Morenillo. 400 botellas elaboradas solo, procedentes del paraje único de la Devez de Vernet. 6 meses de crianza en barrica lo hacen un rosado tenue, pálido, cremoso y sutil que enamora, te gusten o no te gusten los rosados. Una exquisitez.

Bernaví Costers de la Devea

Bernavi costers de la devea Terra Alta

El summum de la Garnatxa Blanca. Con una producción de tan solo 1000 botellas y procedente de un viñedo centario de una sola parcela (el paraje de la Devea) este blanco emociona, y no poco. Fermentado en foudre de roble y con una crianza de 6 meses sobre sus propias lías, es una sinfonía de flores y frutas blancas y aromas maduros. ¡Un vino top!

Bernaví Xalera

bernavi-xarela Terra Alta

Xalar en la Terra Alta significa pasarlo bien y así es como lo han pasado Bernaví haciendo estos vinos, ¡súper bien! Esta línea de vinos jóvenes y fáciles son un ejemplo de una de las cosas que más nos gusta demostrar: ¡los vinos BBB existen! Vinos Buenos Bonitos y Baratos que permiten tomar buena calidad sin dejarse el bolsillo. ¡Bravo Bravo y Bravo!

Y nada más por hoy. Si os ha entrado, como a nosotros, el gusanillo de la Terra Alta, ellos y otras bodegas estarán encantados de recibiros!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *