No todo son tapones de corcho en el mundo del vino, hay muchos tapones de vino posibles. Desde tiempos inmemoriales se ha creído que los tapones de corcho eran la mejor solución para las botellas de vino, pero actualmente y después de muchísimos estudios sabemos que esto no tiene porque ser así, que la elección del tapón de vino es un gesto enológico o, muchas veces, es una elección de marketing. Sí, el tapón ¡tiene que ser bonito! Y a bonito, difícil es ganar al tapón de corcho…

El mundo del vino es un mundo maravilloso, lleno de mitos e ideas románticas que cuesta muchísimo cambiar. Con nuestras ya conocidas ganas de informar, hemos decidido charlar con Marta Arranz, enóloga experta de Vinventions (Nomacorc), quién dato tras dato y explicación tras explicación nos ilustró perfectamente sobre las múltiples soluciones para embotellar de forma eficaz un vino, desmontando mitos alrededor de los tapones de corcho. ¿Te interesa? Pues no te vayas, ¡qué empezamos!

 

10 cosas que debes saber sobre tapones de vino

 

1-No hay tapones de vino mejores, todos son buenos si cumplen su función

El mejor tapón es el que preserva totalmente el producto, y sea del material que sea ha de ser de buena calidad o puede destruir el vino. El tapón natural elaborado con corteza de alcornoque es muy caro si es de buena calidad y la gran mayoría no son de una sola pieza. Durante los años 90, en plena crisis del corcho (nuevos mercados, demasiados consumidores) bajó notablemente la calidad al intentar producir sin seguir unos estándares mínimos y muchas empresas se volcaron en la producción de tapones sintéticos. Hoy en día existen muchas alternativas al tapón de corcho y como veremos, muy buenas.

2-Hay muchísimos tapones de vino posibles

La industria de los tapones de vino, como la enología, ha evolucionado muchísimo gracias a la tecnología. La medición científica de resultados, los paneles de cata y la aplicación de tecnología punta ha resultado en más de 30 nuevos tapones creados en los últimos 10 años. Muchos de ellos consiguen erradicar clásicos problemas de los tapones, como la humedad y olor a corcho (el famoso TCA entre enólogos) Estos son los tapones más utilizados actualmente:

Tapón de vidrio: Bastante novedosos en el sector, permiten un gran sellado, neutralidad, y, lo más importante, dan distinción y elegancia a la botella. Es un tapón altamente estético y muchas bodegas optán por él como buena (y muy bonita) solución.

Tapón de rosca: El tapón aséptico por antonomasia, hay muchos tipos de tapón de rosca. Tradicionalmente considerado un tapón para vinos jóvenes, te contamos más sobre él en este mismo post.

Plantcorc: ¡Es un tapón perfecto! Aúna eficacia, diseño y sostenibilidad. Tapón biosintético elaborado con biopolitileno fabricado solo por Nomacorc y que deriva en muchos productos que responden a las necesidades de taponado de cada vino. Elaborado con biomasa de caña de azúcar es la gran revelación en el mundo de los tapones. Le dedicamos el punto 3, sigue leyendo…

Natural: 100% corcho, preferiblemente de una sola pieza. ¿Ventajas? Si son de buena calidad evitan el TCA, se fabrican sin adición de colas, no afectan a los aromas. y mantiene el halo romántico del vino. ¿Desventajas? Muy costosos y criticados por los ecologistas por provocar sufrimiento constante a los alcornoques, lo consideran una tortura para el  árbol…¿Tendrán razón?

Aglomerados y Microaglomerados: Presentados la mayor parte de las veces como naturales, no dejan de ser un producto procesado. Al contener poliuterano (como aglutinante, como los pegamentos) no se pueden reciclar y su impacto en la naturaleza es fuerte. Se utilizan mucho para un público no especializado que demanda tapón de corcho por una cuestión meramente estética. Afortunadamente, la tecnología evoluciona rápido y bien y existen ya tapones de biomasa de caña de azúcar que cumplen las mismas buenas funciones sin el handicap ecológico (sigue en el punto 3)

Sintético: Hay dos tipos, inyectados, cuyo material es el politileno y se fabrica inyectándolo en un molde. Es bastante regular y muchas veces es de colores. Es muy utilizado para vinos jóvenes y de gran consumo. El otro tipo es el coextruido, también de politileno que se produce en forma de cilindro eterno: se va cortando, y por eso es un tapón más regular.

tipos de tapones de vino

3-Existe un tapón ecológico 100%

Como decíamos en el punto anterior, hay un nuevo tapón que cumple todos los sueños del enólogo, los productores y los preocupados por la naturaleza, un 3 en uno, vaya. Más que un nuevo tapón es un nuevo tipo de tapones elaborados todos con biomasa de caña de azúcar, material resistente y totalmente natural del que no hay escasez. Para muchos de los fabricantes de tapones, reducir la huella de carbono era una meta importante y este tapón lo permite. Producido en fábricas en las que la energía usada es renovable, es un dechado de ventajas: 100% biodegradable, cierra a la perfección las botellas. Y para rizar el rizo, hay muchos modelos para las diferentes necesidades de las bodegas y los estilos de vino…

4-Tapón de rosca, apto también para grandes vinos

El tapón de rosca nace en Suiza en los años 7o, de la necesidad de proteger vinos elaborados con variedades de uvas muy frágiles, y este es el tapón perfecto para ello. Aséptico como el que más, la vieja Europa denigró este tapón desde su nacimiento ya que lo consideraba infinitamente peor que el corcho. Pero sorpresa sorpresa en los años 90 un vino neozelandés, Cloudy Bay les desmontó el mito. Este vino se llevó altísimas puntuaciones por los gurús de la crítica internacional de vinos (Jancis Robinson, Robert Parker, Decanter…) y les desmontó el chiringuito a los que los que lo habían estado criticando… Desde aquel entonces, con este Sauvignon Blanc convertido en un icono, fue difícil continuar con el mito de que el tapón de rosca no es bueno y es un tapón barato. El tapón de rosca no es tapón barato, es un tapón eficaz. La marca Yellow Tale ha sido la gran embajadora de este tipo de cierre y hoy en día ya su aceptación y penetración en el mercado es alta, muy alta.

5-La mayoría de defectos del vino vienen por el tapón

Si el tapón está contaminado con TCA (tricloroanisol) o TeCA (tetracloroanisol) le pasará al vino olores a moho, a cartón mojado y le dejará sin aromas a fruta, encontraremos un vino plano y echado a perder. Si está contaminado con TBA (tribromoamisol) el resultado será el mismo…Como bien saben las bodegas, hay que elegir bien el tapón y darle la importancia que toca al tapón o se pueden cargar un vino por una mala elección.

tapones de vino

6- Con el tapón adecuado no es necesario añadir sulfitos

El oxígeno mata el vino, así de sencillo. Y tan responsable de que entre el oxígeno es el tapón como el embotellado. Tan peligroso es poner mucho aire como poco en este proceso, la solución más inteligente es usar un tapón con gestión del oxígeno, que protegerá lo justo el vino, ya que si no entra en contacto con el vino, este no evolucionará y si hay demasiado, se oxidará. Los tapones con esta tecnología permiten tener el oxígeno justo, que los conservará en perfecto estado, sin ser necesario añadir sulfuroso para retrasar el declive.

7-Elegir un tipo de tapón de vino u otro es una decisión enológica

Aunque las condiciones de almacenamiento y de transporte son muy importantes en la conservación del vino, el tapón es el mayor responsable de su evolución. Su importancia es tanta que debe ser una decisión del enólogo, pese a que en grandes grupos las decisiones de este tipo a veces se toman desde departamentos de compra o de marketing. Además, el tapón debe ser bonito, así que la decisión no siempre es solo técnica.

8- En la micro-oxigenación está la gracia

Sea cuál sea el material de los tapones, debe permitir la micro-oxigenación. Protegerlo demasiado del oxígeno da problemas de reducción, o sea, aromas que no se muestran, que quedan reducidos por la falta de oxígeno. Y si entra demasiado oxígeno da problemas se oxida, dejando al vino caído y sin vida. Una correcta micro-oxigenación permite que el vino, si está bien conservado, sea más longevo y si tiene capacidad para ello, mejore en botella.

9-El corcho es el mejor tapón de vino con capacidad de guarda

No necesariamente… si la mayoría de los defectos del vino vienen por la oxigenación, un mal tapón de corcho puede ser la pesadilla del vino. Hay muchos tipos de tapón súper adecuados para vinos de larga vida que no son corcho…

nomacorc

10-El tapón más usado es el…

A pesar de todo lo dicho, sigue siendo el corcho. Todos los corchos, sean de calidad alta o baja…Pero detrás de él y con poca distancia se usan ya casi tanto los tapones alternativos, los que te presentábamos en el punto 2. Todos estos son la tendencia al alza, en detrimento del tapón de corcho.

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *