La Sumoll es una de esas uvas autóctonas que a punto estuvieron de quedar en el olvido y que, gracias al esfuerzo de vignerons y bodegas se está, poco a poco, recuperando. La Sumoll es muchas cosas, pero una uva súper popular todavía no es. Discreta, agradecida, a quién Jordi Melendo,  de mundoVINO llama “La Pinot Noir del Penedès” y sobre la cual el sumiller David Martínez dice “Para mí, la uva Sumoll es un estilo de uva tinta fresco, atlántico. Se pueda asimilar a la Mencía, a la Pinot Noir, o incluso al Nebbiolo italiano. Estas similitudes son: fresca acidez marcada (varietal y del terreno), frutas rojas golosas y frescas, los recuerdos carnosos presentes, la capa media de color, su difícil elaboración…” Con esta presentación ya vemos que estamos ante una uva que merece ser rescatada y mimada. ¿Quién quiere saber más sobre ella?

10 cosas que debes saber sobre la Sumoll

sumoll

1-Sumoll, la Pinot Noir del Mediterráneo

Jordi Melendo, en mundoVINO asevera: “La Sumoll destaca por su color rojo intenso, pero de capa media, ya que a diferencia de la mayoría de vinos del Mediterráneo se puede ver a través de ella. En nariz aparecen las notas de fruta roja fresca y ligeramente ácida, lo que hace pensar en vinos de otras latitudes.  Seguramente será verdad que la Sumoll es la Pinot Noir del Mediterráneo y que no se equivocan quienes, contra corriente, han apostado por ella” En nuestra humilde opinión, si bien comparten características, la situaríamos más bien entre la Pinot Noir y la Nebbiolo, ya que tiene un punto de rusticidad que la aproxima más a la italiana Nebbiolo, gran uva también donde las haya.

sumoll

2-A principios del Siglo XX era una de las uvas más plantadas en Cataluña

Fue una variedad de uva negra histórica muy extendida por toda Cataluña y de forma importante en el Penedés tanto antes como después de la filoxera. Encontramos menciones de la variedad Sumoll a partir del siglo XVIII, diversos autores hablan o la mencionan, como Josep Navarro (1797) o Manuel Barba Roca. Antes y después de la filoxera la encontrábamos profusamente plantada en Cataluña, pero varios factores la hicieron pasar al olvido, entre ellos su bajo rendimiento, compleja vinificación y para rizar el rizo, la entrada de España en la UE en 1986, aceleró el desprestigio de las variedades autóctonas en pos de otras más productivas y foráneas.

sumoll

3-A finales del siglo XX solamente quedaban 250 hectáreas

La Sumoll fue una variedad de uva muy común en el Penedès hasta mediados del siglo XX. A parte de lo expuesto en el punto anterior,  el auge del cava y las variedades propias para él, hicieron que esta más delicada uva cayera en pos de la trilogía cavense (Xarel.lo, Macabeu, Perellada). Por otro lado, y tal y como explicamos en el punto 2, gracias (o desgracias) a la UE las variedades internacionales también ganaron terreno, especialmente aquellas más resistentes y que se adaptaban bien al terreno, así que muchas viñas de Sumoll fueron arrancadas. Afortunadamente, las nuevas tendencias del mercado, que piden recuperación de tradiciones y variedades autóctonas, ha puesto de nuevo a esta uva en el mapa. Unos pocos abanderados amantes de esta variedad, como bodegas MontRubí , han apostado fuertemente por su cultivo, por lo que en la actualidad está viviendo un pequeño y brillante resurgimiento.

sumoll

4-La variedad da poco color, taninos y acidez

La Sumoll se caracteriza por tener un color vivo y en nariz dar aromas a sotobosque, junto a notas vegetales (hinojo, tomillo, algarroba seca, especias…) y cierta mineralidad. Esta sinfonía aromática tan mediterránea la acompaña con unos taninos salvajes, un punto de amargor y cierta astringencia. Por otro lado, una de sus propiedades es tener un PH bajo o muy bajo, lo que hace que la fermentación maleoláctica a veces no suceda o bien se alargue hasta su crianza.

sumoll

 

5-Buena acidez en la Sumoll

La Sumoll da niveles altos de acidez, especialmente en climas cálidos (como el Penedès). Esta acidez le confiere una personalidad propia, así como viveza y frescor. Sus vinos, elegantes y delicados, nos recuerdan a grandes variedades también de difícil cultivo. En climas no tan cálidos, su maduración se complica, y ese fue uno de los motivos para su abandono años ha. Actualmente, debido a que las técnicas de viticultura y vinificación están a la orden del día, su elaboración y cuidado no es ya tan difícil.

sumoll

 6-Un poco de historia

La Sumoll antiguamente producía vinos con alta tanicidad, grosor, mucho color y nivel alto de alcohol, lo que la llevó a ser muy usada para cupajes de vinos que debían viajar a otras latitudes. Sobre parentescos, el más relevante es el de la Vijariego canaria, muy en boga también en este momento. En los últimos 60 años casi desapareció del mapa, hasta tal punto que solo en 2010 se le permitió entrar en la DO Penedès y otras, de las que había sido desterrada.

sumoll

7-Vinos dulces

Por su lenta maduración y buenísima acidez, es una uva muy adecuada para la elaboración de dulces. Pese a que los vinos dulces no son los más consumidos del mundo, hay grandes muestras que hacen las delicias de la gastronomía. Vinos procedentes de la sobremaduración con un resultado espectacular. Si se os cruza por el camino un Sumoll dulce…¡No lo dudéis!

sumoll

8-Fisiología de la Sumoll

La fisiología es la ciencia que estudia los ciclos vegetativos de la vid, saber todo lo que sucede en la planta a lo largo del ciclo vegetativo y de maduración. Sobre la fisiología de la Sumoll: Autóctona de la DO Penedès, muy resistente a la sequía, con un desarrollo uniforme. La baya es larga, grande y alargada. Se usa para blancos, rosados, tintos y cava. Por el declive del que ya hablamos, actualmente quedan poco más de 100 hectaréas plantadas en la DO Cataluña, DO Penedès, DO Pla de Bages, DO Tarragona y también la encontramos en Australia, sigue leyendo…

sumoll

9-Movimiento recuperador de esta variedad

Pese a que había sido desterrada de Cataluña, en 1973 algunos técnicos australianos se fijaron en ella y recuperaron clones de Sumoll en Alella, se los llevaron a su tierra y allí la cruzaron con Cabernet Sauvignon. De este cruce surgieron 4 nuevas variedades: Tiro, Cienna, Vermilion y Rubienne, que se adaptaron estupendamente al clima australiano. Curiosamente, esta recuperación en tierras lejanas fue la que llamó la atención de los viticultores nacionales sobre sus características estupendas y de ahí volvieron a plantearse su recuperación.

sumoll

 

10-MontRubí, pioneros en la recuperación de la variedad Sumoll

MontRubí forma parte del reducido grupo de elaboradores que han apostado firmemente por la variedad Sumoll. En el año 2000 iniciaron el proyecto Gaintus con el que querían restaurar variedades autóctonas locales, entre ellas la Sumoll. La idea vino del otro extremo del mundo, donde se recuperó su uso, poniendo luz sobre su singularidad y necesidad de renovación. En el 2001 MontRubí elaboró el primer monovarietal de Sumoll tinto del mundo, Gaintus. En los años siguientes lanzaron Gaintus Radical y Gaintus One Night’s Rose, todos monovarietales.

Sus primeras elaboraciones salieron sin DO Penedès, ya que hasta el 2009 esta DO no admitió la variedad. Su éxito está siendo tal que en 2020 proveen doblar las hectáreas que tienen actualmente dedicadas a la recuperación de variedades autóctonas.

Josep Queralt, enólogo durante 25 años en MontRubí, asevera: “Puede ser que al consumidor no le podamos ofrecer el mejor vino del mundo, pero sí un vino único en el mundo”.

 

Y sí, estamos totalmente de acuerdo con él. ¡Y esto es todo por hoy, amigos! Y si queréis verlo todo en formato visual, aquí os dejamos esta infografía, en la que se ve todo mejor, imposible!

infografia sumoll

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *